The Rolling Stones y el vino

Hay bandas musicales famosas y reconocidas, pero muy pocas son las que trascienden. The Rolling Stones es una de estas últimas, de eso no creo que quepa duda.

Debemos convenir también, que  su música han habido grandes aciertos, clásicos que han quedado en la memoria colectiva. Pero así como estos han brillado con luz propia, hay otros menos conocidos, pero no por eso menos especiales.

Uno de estos últimos, dedicado al vino por supuesto (¡ lo que siempre nos convoca en este espacio!), es «Pass the Wine» o «Pásame el vino» en español. En su historia data que tuvo originalmente otro nombre, «Sophia Loren», cuando fue grabado por primera vez en 1971 y, que al ser reeditado en el 2010 para el disco remasterizado de «Exile on Main Street», su nombre fue cambiado.

Al escuchar su letra se percibe inicialmente un gran pesimismo, desventura y natural resignación. «Nadie dijo que la vida es fácil», sentencia, y desafortunadamente por lo mismo, no parece ser simple encontrar aquello que nos complace y además, no siempre resulta todo lo que nos proponemos.

Pero así como su tenor general es bastante gris, es posible leer también en su letra, algo de esperanza, ver que el simple hecho de estar vivo y respirar merece ser reconocido y por qué no, valorado. Y ahí el vino entra a jugar un papel importante, surge como la «medicina» para lo malos momentos y aquello que da momentos efímeros de paz interior, algo de ilusión y obviamente placer…

I’m glad to be alive and kicking

I’m glad to hear my heart’s still ticking

So pass me the wine, baby, and let’s make some love.

Les dejamos aquí el video para que puedan escucharlo y vivir, con The Roling Stones, su propio «Instante de Vinos».

¡Salud!

IdV.

 

Más lecturas relacionadas: