Tus cartas son un vino

Joan Manuel Serrat nuevamente nos sorprende con su interpretación. Esta vez con un tema parte de su disco «Hijo de la luz y de la sombra», que se basó íntegramente en la poesía de Miguel Hernández, poeta y dramaturgo español de la reconocida «Generación del 36», en el año de su centenario.

Su letra transmite un gran dolor por la separación, uno profundo y desgarrador. Sólo en las cartas de la amada parece haber algo de tranquilidad y paz para dicha agonía.

Compartimos los versos a continuación:

Tus cartas son un vino
que me trastorna y son
el único alimento
para mi corazón.
Desde que estoy ausente
no sé sino soñar,
igual que el mar tu cuerpo,
amargo igual que el mar.
Tus cartas apaciento
metido en un rincón
y por redil y hierba
les doy mi corazón.
Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme, paloma,
que yo te escribiré.
Cuando me falte sangre
con zumo de clavel,
y encima de mis huesos
de amor cuando papel.

¡Salud!

IdV.

 

 

 

Más lecturas relacionadas: