La Puerta del Vino de Debussy

Es solo un preludio para piano dirán ustedes, uno que no dura más de 4 min. Sin embargo el mismo reviste tal energía y sus sonidos son tan provocadores que no basta con oírlo una vez. Hay disonancias, sí, pero también hay elementos clásicos. Y se deja sentir en sus melodías el misterio, la oscuridad, al mismo tiempo que sugiere seducción y sensualidad.

La influencia de la música española es evidente, más cuando se conoce la historia tras la inspiración. Una que enlaza a dos amigos a la distancia, donde la postal coloreada que uno (Manuel de Falla) envía al otro (Claude Debussy), muestra la Puerta del Vino, rincón particular del célebre y famoso Palacio de la Alambra en Granada.

Bueno, pareciera ser que los caminos de la inspiración son insondables, y en lo que a música y vino se refieren, es probable que lleguen a ser históricamente inseparables.

Les dejamos la imagen de la postal como foto de portada y abajo, compartimos una de las tantas interpretaciones de la obra de Debussy, en esta ocasión por parte del pianista, músico y compositor español Rubén Yessayán.

¡Salud!

IdV.