Violeta Parra y el Vino

Sin duda el 2017 fue un año de reconocimientos a la memoria de Violeta Parra, enmarcados en la conmemoración de los 100 años de su natalicio. Muy pocos quedaron fuera de los innumerables actos, celebraciones y gestos realizados, todos alabando su vida y obra.

En lo que a nosotros respecta, muy humildemente por cierto, quisimos buscar entre sus creaciones, alguna en que el vino fuese mencionado. No nos pareció imposible, porque ella fue una mujer que nació en zonas rurales y viajó por Chile, investigando y poniendo en valor las arraigadas tradiciones del folklore campesino. Y es justamente en las celebraciones, que forman parte de esas costumbres, donde el vino ha estado indefectiblemente presente. En las mesas y avivando los corazones de quienes lo comparten.

Fue como resultado de esta búsqueda que encontramos El Chuico y la Damajuana, letra escrita por Nicanor Parra en su obra «Cueca Larga» y adaptada por su hermana para interpretación musical. El tema es muy juguetón, «vivaracho», y claramente evidencia en sus líneas las ocasiones y el tipo de consumo del vino, junto a los utensilios empleados y los estilos de bebidas, que eran propias del entorno. La música corresponde a lo que se conoce como un chapecao de desafío, en el cual un grupo de huasos se instan a bailar en torno a una botella. Todos deben lucir gran habilidad con sus espuelas, para no tocarla y botarla.

Les dejamos la hermosa interpretación de Violeta y su letra. Disfrútenla.

¡Salud!

IdV.

El chuico y la damajuana
Después de mucho quejarse
Para acabar con los chismes
Deciden matrimoniarse.

Subieron a una carreta
Tirada por bueyes verdes,
Uno se llamaba chicha
Y el compañero aguardiente.

Como esto pasó en invierno
Y había llovido tanto
Tuvieron que atravesar
Un río de vino blanco.

En la puerta de la iglesia
Se toparon con el cura
Que rezaba los misterios
Con un rosario de uvas.

Como no invitaron más
Que gente de la familia
El padrino fue un barril
Y la madrina una pipa.

Cuando volvieron del pueblo
Salieron a recebirlo
Un cudre de vino blanco
Y un odre de vino tinto.

Como estaba preparao
Y para empezar la fiesta
Un vaso salió a bailar
Valses con una botella.

La fiesta fue tan movida
Y dura duración
Que según cuenta un embudo
Duró hasta que se acabó.